lunes, febrero 18, 2008

Bolivia. Un ejemplo de voluntad política para hacer realidad la presencia de los pueblos indígenas.

36 pueblos indígenas bolivianos tendrán gobierno propio, autónomo.
Sí no hubiera nueva Constitución, su autonomía está amparada por el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de Naciones Unidas para los pueblos indígenas.
La Paz/OPINIÓN
http://www.opinion.com.bo/Portal.html?CodNot=18782&CodSec=3


Los 36 pueblos indígenas, reconocidos por el proyecto de nueva Constitución, tendrán listos sus estatutos autonómicos en un mes. Plantean no tener relación con las prefecturas o departamentos y administrar los recursos renovables y no renovables en cogestión con el Gobierno nacional.
Modesto Condori, es director general de políticas comunitarias del Ministerio de la Presidencia. Participa activamente en el debate y construcción de los estatutos autonómicos indígenas, dado que la nueva Constitución consagrará cuatro tipos de autonomía: departamental, municipal, indígena y regional:

OPINIÓN: ¿Cómo se trabaja el tema de las autonomías indígenas?
MODESTO CONDORI: Como Poder Ejecutivo desde el inicio de la Asamblea Constituyente hemos acompañado a los pueblos indígenas que son muy diversos.
Fundamentalmente, mirando algunos marcos legales como son los convenios internacionales, la 1257 ratificada como ley boliviana y posteriormente viene la Ley 3760, como la última Declaración de las Naciones Unidas.

O.: ¿Cuáles son esas leyes?
M.C.: La 1257 es el Convenio 169 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), donde se consagran derechos de los pueblos indígenas. Es ley de la República, aprobada durante el gobierno de Jaime Paz. La segunda es la declaración aprobada por Naciones Unidas, ratificada como ley en Bolivia.
Ahí hablamos de la autodeterminación, del proceso de participación de los pueblos indígenas en el desarrollo de los países. En ese marco, estamos trabajando el tema de las autonomías indígenas que hoy se profundiza mucho más.
Las autonomías indígenas para el Gobierno no es ningún invento, nosotros vemos de abajo hacia arriba. Hemos estado en las comunidades, en las centrales, capitanías, ayllus, haciendo diagnósticos. Hemos recogido algunos insumos y dentro de un mes vamos a tener los estatutos autonómicos.
Y no tanto como la oligarquía redacta en una noche y medio día. Ellos quieren centralizar con el nombre de autonomía. Nosotros respetamos las propuestas de los pueblos indígenas.
La Asamblea Constituyente tiene las autonomías departamentales, regionales, indígenas y municipales.
Dentro de las autonomías departamentales posiblemente los pueblos indígenas no van a poder articular, pero dentro de las autonomías regionales los pueblos indígenas pueden hacer alianzas y mancomunidades entre pueblos indígenas y crear una región autonómica indígena.
Dentro de las autonomías indígenas puede ser que por pueblo establezcan un gobierno comunitario, entonces ésa va a ser su instancia territorial, de administración económica, política y cultural.
El otro tema es el municipal. Puede ser que algunos pueblos indígenas opten por la autonomía municipal. Estamos dando esa propuesta diversificada, por la diversidad. Hay pueblos indígenas que coinciden con un municipio, entonces serán municipio porque se ha legitimado el tema municipal.
O.: ¿La idea es que los pueblos indígenas se acojan a la autonomía que más les convenga, con excepción de la departamental?

M.C.: Por ejemplo, la asamblea del pueblo guaraní quiere hacer un proceso de reconstitución territorial, aunque sus tierras están copadas por gamonales, terratenientes, empresarios agrícolas. Su reconstitución histórica se puede hacer, pero hay que ver el proceso, si se puede expropiar o comprar las tierras.
Reconstituir territorialmente es un poco difícil, pero reconstituir culturalmente, de acuerdo a lo lingüístico, es posible.
Hay pueblos indígenas que coinciden, como los tacanas que están en Ixiamas y en un solo municipio, en San Buenaventura. Pueden constituir una instancia de autonomía municipal, pero depende de ellos porque no podemos imponerles como quiere hacer la oligarquía del Comité Cívico de Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando que quieren imponer una autonomía centralista y eso va a traer graves consecuencias.
Los pueblos indígenas no quieren depender de las autonomías departamentales sino directamente del Gobierno central.

O.: ¿Quiere decir que habrán territorios indígenas autónomos dentro del departamento...?
M.C.: Va a ser un territorio autónomo administrativo, económico y político. Pienso que el tema de las autonomías indígenas, sea cual sea la instancia regional, indígena o municipal va a estar dentro del territorio departamental, no hay otra forma.
Si hablamos de discutir la redistribución territorial de los nueve departamentos vamos a tener grandes conflictos.

O.: Habrá gobierno autónomo indígena, ¿cómo se elegirá?
M.C.: El ejercicio del poder local, comunal, existe desde hace ancestros, ellos tienen formas de decisión, por ejemplo, de nombrar por turno, o por liderazgo, también por ciertas reglas de usos y costumbres, nombran sus propias autoridades por dos años o por tres años.
No les podemos imponer, porque la Ley 3760 que profundiza más, la van a hacer respetar en cuanto a propias formas de decisión, de elección de sus propias autoridades y los 36 pueblos indígenas tienen sus formas diversas.

O.: Este gobierno autónomo, ¿se relacionará sólo con el Gobierno nacional?
M.C.: Es la decisión unánime de los pueblos indígenas, dentro de la Asamblea (Constituyente) como también dentro de sus organizaciones matrices plantean que no quieren depender del centralismo departamental, por la forma que están llevando las autonomías departamentales. No quieren reconocer la interculturalidad, dicen que van a ser declarar la cualidad de ciudadanía, ciudadano cruceño, beniano o tarijeño.
Esto pretende subestimar, fraccionar el sentimiento y la misma cultura de los pueblos indígenas. Ellos serán ciudadanos chiquitanos, aymaras, quechuas, guaraníes. No les van a imponer ciudadanía.
Las comunidades indígenas siempre vivieron clandestinamente, ni siquiera fueron considerados ciudadanos hasta antes de 1952. Después vienen a poner nombres como campesinos, colonizadores, una imposición vertical.
O.: ¿Cada pueblo indígena tendrá ciudadanía propia?
M.C.: Hay solicitudes inclusive al Servicio Nacional de Identificación en Bolivia. Están planteando con algunos proyectos, indicando que nosotros primero somos chiquitanos-bolivianos. Están indicando directamente que somos quechuas-bolivianos.
Tendrá que procesarse la identificación de los pueblos indígenas, de la ciudadanía indígena. Nombrárselos con su propio nombre y no tanto decirles provinciano, de tal localidad, sino que “Comunidad Indígena San Miguel de Velasco: Chiquitano”. Pienso que vamos a legar a eso, la práctica nos va a demostrar que será así.
O.: ¿No es seguir las ideas de lo que usted llama oligarquía, no es hacer lo mismo que se critica?
M.C.: Los cruceños hablan castellano y universalmente vemos que en Bolivia se habla castellano, pero las otras lenguas que tenemos, nos daremos cuenta que los chiquitanos hablan su propio idioma y se caracterizan con su propia cultura desde miles de años. No veo la razón de que sean ciudadanos cruceños, porque ya tenemos leyes como la 1257 y la 3760 que son universales y nosotros, como gobierno tenemos que acatarlas, ser leales.
Lo de ciudadanía cruceña es reciente, nada que ver, no tiene ni sustento jurídico. ¿a un indígena chiquitano o guaraní que se declare ciudadano cruceño?
Como gobierno estamos viendo que a la mayoría de estas entidades se los denominará gobiernos comunales, porque toda su identidad de los pueblos indígenas está basada en el derecho colectivo, en la Ley 3760 habrá el derecho comunitario. El interés colectivo va a primar en estas entidades territoriales.
No se va a individualizar por personas, por un ciudadano. Todos actúan en forma complementaria, por eso en las regiones, en la entidad regional, puede ser que por complementariedad se unan varios pueblos indígenas y hagan una autonomía regional que también la Ley 3760 está bien pensada para esta situación.
Su forma de decisión, de gobernar, de administrar, va a ser siempre comunitaria. Ahí está la clara muestra de que el control social es comunitario, colectivo. No hay individualismo, esta imposición de la individualidad no va a existir.

No hay comentarios.: