lunes, agosto 10, 2009

Doctrina social de la Iglesia

La tradición judía codificada en la Biblia propone en el Libro del Génesis, la creación del ser humano realizada por Dios, el Dios conocido por Israel.

Esta forma de entender al ser humano es retomada por Iglesia Católica como base de lo que ha llamado “Doctrina Social de la Iglesia”.

Según la propuesta judía: Dios hizo al ser humano de barro a su imagen y semejanza.

1. Lo hizo. Es decir, el ser humano no depende de si mismo, tiene una génesis que le supera a si mismo. Tiene una estructura que no se da a si mismo, ni tiene en si mismo su finalidad. Es creado por Dios y para su realización en Dios.

2. De barro. Un solo barro para blancos, verdes, amarillos, rojos y negros. Lo cual implica que todos tienen iguales necesidades humanas: fisiológicas, psicológicas y sociales. Mismos derechos humanos y acceso a los bienes de la creación para la realización personal y social.

3. Le insufló su espíritu. Lo hizo a su imagen y semejanza. Según la propuesta cristiana, esta imagen y semejanza es en Cristo. Los creó varón y mujer teniendo como modelo a su Hijo. El modelo es Jesús, no los blancos o los verdes, los amarillos, los rojos o los negros sino Jesús. Cuando se toma como modelo una de las versiones del ser humano se presenta entonces el racismo o la xenofobia. Nosotros todos fuimos hechos a imagen y semejanza de Dios en Jesucristo y no al revés, por lo mismo, en Él es donde todos los diversos tipos de ser humano podemos converger.

Iguales en dignidad, necesidades, derechos y deberes pero diferentes en cuanto a capacidades y servicios como administradores a favor de los demás. Si todos los seres humanos tienen las mismas necesidades humanas, los mismos derechos humanos y el mismo derecho de acceso a los bienes de la creación para la realización personal y social, entonces, las diferencias en capacidades se convierten en responsabilidades respecto a los demás.

Somos administradores en bien de los demás. Entre mayor es la capacidad para desarrollar los bienes de la creación más es la responsabilidad para el desarrollo de los demás; la mayor capacidad no es para usufructo y beneficio personal en detrimento de los menos capacitados.

Pbro. Jorge A. Martínez Soto

No hay comentarios.: