sábado, febrero 20, 2010

Miguel Hidalgo y Costilla
Padre de la Patria
no murió excomulgado sino degradado
Es necesario centrar el problema histórico: Miguel Hidalgo y Costilla no murió excomulgado sino degradado. La cuestión a tratar no es levantar la excomunión sino restituirle lo que le fue quitado desde una teología y eclesiología del poder con el público rito de la degradación sacerdotal.

El punto de acuerdo de la cámara de Diputados debería haber estado dirigida a exhortar a la Secretaría de Relaciones Exteriores y a la Secretaría de Gobernación a iniciar las gestiones ante el Estado Vaticano para restituirle el Orden de los Presbíteros en la jerarquía de la Iglesia Católica, y no como se hizo, dirigida a levantar la excomunión que realmente no tuvo.
documentan_excomunion_de_miguel_hidalgo/868877
Soy sacerdote colaborador del orden episcopal pero me duele que o se oculte la verdad o no sean capaces de verla y aceptarla, lo cual, le hace daño al episcopado, a la nación mexicana y a la Iglesia Católica.
Discutir con argumentos y tomar decisiones ponderadas no es lo mismo que discutir emotivamente lo que conduce a resultados irreales. Para tomar decisiones ponderadas es necesario entender: 1. Que lo emotivo no basta; 2. Que los argumentos verdaderos son vinculantes y 3. Aceptar la verdad expuesta por el otro http://www.jorge-pluriculturalidad.blogspot.com/:

No aceptar el hecho y describir difusamente la decisión respecto del Padre Miguel Hidalgo posiciona al episcopado de tal forma que los incapacita para entender que a lo largo de la historia se tomaron decisiones eclesiales del mismo corte y que se han perpetuado durante 200 años; también en el presente, posiciones que se han derivado de esa inicial que impiden asumir una realidad no desde el poder sino desde el pueblo explotado y subyugado.

Jorge A. Martínez Soto, Pbro.
Doctorado en Ciencias Sociales por la Universidad Autónoma de Sinaloa

No hay comentarios.: