lunes, junio 28, 2010

Seguimiento de la referencia
en el texto de Lucas 7,36-8,3

Jesús es convidado a comer en casa de Simón el fariseo y una mujer le unge los pies a Jesús.
Se pueden considerar cuatro partes en la narración:
Primera parte: el fariseo es el personaje más importante por su esquema mental respecto de la mujer, desvalorándola y negándole todo derecho.
Segunda parte: Jesús es el personaje más importante al exponer su enseñanza que traslada el centro de atención hacia un nuevo paradigma que se centra en sí mismo y desde ahí, desde él, valora a la mujer, desde su presencia personal liberará a la mujer invalidando la ideología hegemónica del fariseo que la desvalora y por lo mismo le niega todo derecho. No importa tanto la mujer como individuo (se le mantiene en el anonimato) sino como actor social desvalorado que entra en una relación personal con Jesús utilizando el pronombre de segunda persona singular TÚ y es validada desde esta perspectiva.
Tercer parte: la mujer sale libre de en medio de todos los invitados que tienen la misma ideología del fariseo se encuentran inmersos en el pensamiento hegemónico del fariseo que igualmente la desvaloran y le niegan todo derecho en justicia creando así todo un sistema social injusto.
Cuarta parte: Jesús no se detiene ante la oposición del estatus sociopolítico continúa construyendo el Reino de Dios apoyándose en los doce y también en las mujeres que lo siguen.
El estudio completo sobre el Seguimiento de la Referencia en Lc. 7.36-8,1 lo puedes consultar en el portal de la Parroquia Universitaria en la Red en la liga DOCUMENTOS en la carpeta ANÁLISIS DEL DISCURSO.

Para el análisis crítico del discurso, Fairclough (1995) propone como necesario enfocar el poder, como una fuerza que traza órdenes o líneas discursivas y decide prácticas de dominancia en la comunicación ordinaria, éste implica: 1. Conocimientos de trasfondo y objetivos y 2. Estatus y poder.

1. Conocimiento de trasfondo y objetivos
Según Fairclough (1995), las formaciones ideológicas discursivas dominantes en una institución o en una sociedad son ideologías que definen y crean una realidad con sus normas hasta conseguir ver las ideologías como naturalizadas, es la opacidad inherente de la ideología.
La ideología produce sujetos que no están consientes de que son sujetos o producto de ella, sino que se sienten “libres, coherentes y responsables de sus acciones” que responden a los objetivos de la institución, por lo que cuando no se toma conciencia de ello, se reproduce la ideología de forma autónoma en los sujetos de la institución.
  • Según el Evangelio de Lucas, Jesús es invitado en tres ocasiones (7,36; 11,37 y 14,1) a comer en casa de personajes del grupo de los Fariseos. Los Fariseos era la “gente bien” en tiempos de Jesús, grupo dominante que con su discurso dirigía la política y la sociedad de ese tiempo.

  • En las tres ocasiones Jesús se manifiesta firme ante sus esquemas mentales o ideologías desde el poder con los que se desvalora a las personas generando con su discurso a los “mal vistos” socialmente, y desde esa posición quitarles toda dignidad y derechos.


2. Estatus y poder
Las formaciones ideológicas discursivas dominantes son los efectos más importantes del poder realizados a través del discurso institucional.
Fairclough (1995) propone que los sujetos institucionales al tener la misma posición, bajo el mismo estatus y los mismos derechos y obligaciones, podrían contribuir para oponerse o evitar silencios e interrupciones y emitir actos ilocutivos vinculantes.
Afirma como necesario no negar los ‘encuentros desiguales’ dentro de las instituciones para focalizar las cuestiones del poder, ya que centrarse sólo en la distribución simétrica de los derechos y obligaciones no explica nada de los efectos del poder en el discurso. Por lo mismo, el análisis crítico del discurso focaliza la distribución asimétrica del discurso y los derechos y obligaciones pragmáticas se examinan desde este punto de vista.

  • La relación con Jesús es la que libera de aquellos que al detentar el poder quieren generar estructuras sociales injustas y excluyentes.

  • Jesús confronta a Simón el fariseo y sus invitados y se posiciona de tal manera que es Él el nuevo paradigma de dignidad social.

Jorge A. Martínez Soto
Comentarios y sugerencias: pastoral_universitaria_hermosillo@hotmail.com

No hay comentarios.: