sábado, septiembre 11, 2010

La persona y su desarrollo
son dos elementos inseparables
En la Caritas in Veritate de Benedicto XVI, 29 de junio 2009, expone como la persona y su desarrollo son dos elementos inseparables por lo que es necesario asumir una actitud activa.

#68. El desarrollo de la persona se degrada cuando ésta pretende ser la única creadora de sí misma. De modo análogo, también el desarrollo de los pueblos se degrada cuando la humanidad piensa que puede recrearse utilizando los «prodigios» de la tecnología. Lo mismo ocurre con el desarrollo económico.

El término “desarrollo de la persona” y el “desarrollo de los pueblos” son el sujeto del verbo degradar en participio que junto con el adverbios de tiempo “cuando” indican que la persona y los pueblos al tomar ciertas decisiones puede no estarse desarrollando. Así expone dos elementos que impiden el desarrollo:
1º. No reconocer que la persona es una creatura que involucra como tal una relación con un Creador y
2º. El uso de la tecnología como una dependencia para sostenerse en la existencia.
Concluye el párrafo con una analogía Lo mismo ocurre con el desarrollo económico. Es decir, si el desarrollo económico no reconoce la relación con un Creador y que la existencia no depende del avance tecnológico sino de Dios también se degrada todo lo referente al desarrollo económico.

El término “desarrollo” se encuentra en posición de sujeto oracional con el copulativo “ser” que le refiere diversos adjetivos para irlo especificando en: 11 el “desarrollo” es vocación; en 21 es elemento necesario para el crecimiento; en 71 es un problema de ingeniería financiera y en 71b como imposible si no se dan ciertas condiciones. En 18 el término “desarrollo” se encuentra como sujeto y luego como objeto en posición preposicional; no utiliza el copulativo “ser” sino el verbo “consistir” para explicar lo que se considera el ser del desarrollo.

11. el desarrollo humano integral es ante todo vocación
21. El desarrollo económico [que Pablo VI deseaba] era el que produjera un crecimiento real, extensible a todos y concretamente sostenible.
71. El desarrollo de los pueblos es [considerado con frecuencia como] un problema de ingeniería financiera,
71b. El desarrollo es imposible [sin hombres rectos, sin operadores económicos y agentes políticos que sientan fuertemente en su conciencia la llamada al bien común.]
18. La verdad del desarrollo consiste [en su totalidad: si no es de todo el hombre y de todos los hombres, no es el verdadero desarrollo]
El cuento de Pinocho expone el proceso de maduración que va de ser un muñeco de madera manipulado por alguien externo a ser una persona digna de ser llamada ser humano porque aprendió a tomar decisiones propias asumiendo las consecuencias y a tomar en cuenta activamente la presencia del otro diverso.

Muñeco de madera manipulado por alguien externo

Niño de verdad que ha aprendido a hacer opciones personales y ver por las necesidades del otro.



En el Portal de la Parroquia Universitaria en la Red puedes encontrar una reflexión sobre la persona y su desarrollo en base a Pinocho.
http://cid-85f6cd5bc4663f79.office.live.com/self.aspx/.Public/EL%20CUENTO%20de%20PINOCHO.pps

El desarrollo de los pueblos y de las personas según la Caritas in Veritate está motivado por la conciencia del amor indestructible de Dios” y que supone un reordenamiento de las realidades humanas.

#78. La conciencia del amor indestructible de Dios es la que nos sostiene en el duro y apasionante compromiso por la justicia, por el desarrollo de los pueblos, entre éxitos y fracasos, y en la tarea constante de dar un recto ordenamiento a las realidades humanas.

El ser humano y su desarrollo personal y social son dos realidades inseparables. ¿Estas en eso?
Pbro. Jorge A. Martínez Soto

1 comentario:

Anónimo dijo...

Efecto Pigmalión http://es.wikipedia.org/wiki/Efecto_Pigmali%C3%B3n