viernes, marzo 04, 2011

No se puede servir a Dios y al dinero.

Jesús y las diversas ideologías socioeconómicas.

San Mateo dentro del contexto del discurso de las bienaventuranzas Mt. 6, 24-3, pone en boca de Jesús esta frase tajante “No se puede servir a Dios y al dinero”.

La relación con estos dos amos a lo largo de la historia se ha ideologizado de varias maneras: capitalismo, comunismo, socialismo, consumismo, ecologismo, y también desde el punto de vista de la doctrina social de la iglesia, se ha definido una posición socio-político-económica diversa aun cuando el cristianismo se ha identificado con el capitalismo, más aun, con un capitalismo rapaz y todavía más con el imperialismo capitalista.

Según Martínez Soto (2008), la transitividad es un mecanismo sintáctico a través del cual se expresa la capacidad de modificar o afectar a una persona, animal o cosa en forma inmediata por medio de la acción que codifica el verbo; se puede decir que un verbo es transitivo si tiene un objeto afectado y es intransitivo si no lo tiene. Halliday (1994) propone a partir de la teoría de la experiencia, que el sistema de la transitividad construye el mundo de las experiencias en forma de categorías tipológicas de procesos en dos perspectivas: la función textual que enfatiza la acción-extensión de la acción y la función experiencial que enfatiza la causación-participante en el proceso.

Explorar la transitividad desde el punto de vista de la pragmática, es analizar la lengua en uso donde lo sintáctico está contextualizado; desde ahí se plantea la transitividad discursiva generada por la participación de dos o más actores sociales en la realización de un evento común. La transitividad discursiva se plantea como sistema de análisis crítico del discurso, compuesta tanto por la transitividad sintáctica construida en el co-texto del discurso como por la transitividad experiencial generada en el contexto social de producción. Los dos modelos semánticos constituyen la transitividad discursiva con los que se construye una expresión identitaria.

La transitividad sintáctica descontextualizada genera una transitividad lineal desde la perspectiva del emisor-NOSOTROS, la cual genera una relación deficiente y asimétrica entre los actores sociales participantes con la que se impide la participación del otro diverso.

En el contexto social de producción, la transitividad experiencial abre la participación a otros actores teniendo como centro la acción realizada por todos los participantes en el evento, de forma que es posible superar la relación NOSOTROS-ELLOS al emerger la agentividad y la responsabilidad de todos y cada uno de los participantes.


Puedes consultar el archivo en formato PPT para obtener más datos.

En la construcción de la identidad latinoamericana como nueva síntesis en una cultura de la emancipación todavía queda mucho por recorrer, por descubrir, por inventar, por luchar. El análisis de la transitividad discursiva que incluye la perspectiva lineal y la experiencial quiere ser una herramienta para superar el colonialismo e imperialismo que ha tratado de desfigurar la identidad indoamericana desfigurando las identidades de los pueblos, robando, destruyendo, minusvalorando, ocultando conocimientos llevando al autodesprecio y al servilismo (Agenda 2011 Pedagogía de la Liberación).

No se puede servir a Dios y al Dinero. Desde este parámetro de análisis se puede profundizar en el suceso doloroso de la Guardería ABC y entender la responsabilidad de los diversos actores participantes.

Jorge Martínez

No hay comentarios.: