lunes, noviembre 23, 2009

Si soy rey. Mi reino no es de este mundo.

En el contexto del cierre del año litúrgico incursionamos en el tema del poder. Jesús declara ante Pilato “si soy rey pero mi reino no es de este mundo”.

Este término “no es de este mundo” los católicos tendemos a interpretarlo como si el reino de Jesús fuera a realizarse al final de los tiempos cuando todo haya sido destruido y se realice la resurrección final pero puede también interpretarse de otra manera.

“No es de este mundo”, se puede entender como: mi reino no utiliza los criterios de este mundo.

Según Andersen (1988)[1], el poder es la capacidad de actuar sobre la naturaleza, sobre los otros y sobre si mismo con lo que se producen intencional o no intencionalmente relaciones asimétricas.
Estas relaciones asimétricas son lo que se denomina relaciones de poder; suponen un solo sujeto activo que dispone de los medios de coerción que le permiten decidir y ordenar a otro sujeto que es pasivo, y además, supone una comunicación que luego se estructura socialmente en instituciones, las cuales generan poder social e ideológico con lo que se sostiene la asimetría por la hegemonía que consigue sobre el pensamiento de las personas y grupos sociales.

Cuando Jesús dice “si soy rey pero mi reino no es de este mundo” de alguna forma esta explicando que el poder ejercido por Él no genera asimetría subordinante y de sometimiento sino una relación de simetría.

La simetría supone la misma capacidad de acción respecto del otro, Andersen la denomina “empoderamiento”. El empoderamiento es conseguir que mutuamente, ambos, tengan la capacidad de actuar, de participar ejerciendo su poder frente al otro para adquirir lo propio necesario y puedan los dos aportar lo suyo como ser único e irrepetible.

Con esta perspectiva del empoderamiento podemos entender lo que dice Jesús ante Pilato que “su reino no es de este mundo” porque sólo así se realiza el reino de la verdad, de la vida y de la justicia que se consigue solamente cuando en verdad la persona, los grupos y las comunidades ejercen su capacidad de acción simétrica.

Pbro. Jorge A. Martínez Soto
Documentos "Antropología Básica". Parroquia Universitaria

[1] Andersen, Roger (1988). The Power and The Word. Language, power and change. Paladin Grafton Books, Londres.

No hay comentarios.: